Seattle: La ciudad más liberal de USA



Seattle es una de mis ciudades favoritas por su reconocido liberalismo, su arquitectura moderna y su perfil cosmopolita; en Seattle se es feliz. La gente es dulce, amable, expresiva, muy poco o nada criticona, y todos tienen el derecho (muy consagrado) a expresarse libremente sin atinarle a limitar al prójimo por su forma de ser, arraigo político, orientación sexual o apariencia física.

Seattle además tiene los paisajes más completos que he visto. Desde el Parque Kerry se observa detrás de flamantes rascacielos el monte Rainier, el más alto y misterioso del Estado de Washington. Él aparece en ocasiones con la grandeza del reflejo del sol mismo, tal y como si fuera un dibujo semi-plantado en el panorama. Más aún, su misterio se esconde tras su constante descanso; el monte Rainier es un volcán que no ha erupcionado desde 1890, afortunadamente y para la paz de sus vecinos.


Para mi decepción, el restaurante del Space Needle, el ícono más reconocido de Seattle, estaba cerrado porque lo están reformando. Sin embargo, esta torre de aproximadamente 60 pisos proporciona a sus visitantes una de las vistas más exóticas de la ciudad y sus alrededores.

Otras atracciones populares divirtieron mi estadía en esta ciudad. El primer Starbucks del mundo se fundó en Seattle en 1971. Aunque es un lugar simbólico, el frío brutal de esa mañana no cooperó para hacer la fila para ingresar a este diminuto café puesto que la espera era de más o menos una hora.

Me dirigí al Mercado Público Pike Place. El sol estaba radiante y el cielo despejado como lo pueden ver en las fotos. Había cientos de personas comprando manualidades, decoraciones para las paredes y comida, mucha comida. Los productos ofrecidos en este mercado varían desde productos importados latinoamericanos hasta cocteles de camarón y cangrejo fresco, además del recomendado sándwich de langosta gratinada.

Llegamos a Plum, un restaurante de comida vegana de mucha popularidad en Seattle. Conocí a uno de sus dueños hace 12 años en un matrimonio en Santa Marta, y para entonces no me cabía en la cabeza que el tipo no hubiera probado la torta de frutos secos porque la habían preparado con huevos y mantequilla.

Sin ahondar en mi crecimiento personal por la comida saludable, hace unos años en una de mis primeras visitas a Seattle, mi hermana me llevó a Plum sin decirme que era para veganos. Les resumo en dos palabras y para mi sorpresa: ¡Qué delicia!


Desde entonces, cada vez que visito Seattle, hago mi parada saludable para ver qué de nuevo hay en su menú. Hasta tengo el libro de recetas y en diciembre conocí a la escritora, quien ha sido vegana toda su vida y promueve alimentación no solo vegana y saludable sino exquisita para el paladar.

Con niños, los lugares más divertidos para visitar son el Acuario de Seattle, de donde además pueden tomar un ferri hacia la isla Bainbridge sobre la bahía Elliot. Otro lugar espectacular para visitar es el Museum of Flight. En este museo se encuentran simuladores para niños y adultos, y numerosas réplicas de aviones utilizados durante la historia de Estados Unidos, además del primer avión Air Force One fabricado por Boeing.

Seattle es en definitiva una ciudad para visitar en familia o sin ella. Hay de todo por hacer y de cuanta cosa para admirar, así se puede ver en mi video (para acceder al video haga clic aquí). Si tienen preguntas, no duden en escribirme.

Dato curioso: la capital del Estado de Washington es Olympia, no Seattle.

Así me despido hoy desde Seattle, mañana desde Miami.

Instagram @saluakamerow


2 views

8145740245

8149547839

©2017 Culozunga by Salua Kamerow, United States. Designed by Webloom Studio.